Entradas

Mostrando entradas de febrero 5, 2012

Escribir, escribir, pero ¿qué?

Yo no sé cuándo se me ocurrió que podía escribir. Comienzo a sospechar que algunos recuerdos puedan ser implantados, de tanto desear aquello que no pudo ser o que fue de otra manera. A lo mejor solo se trata de una propensión a fabular que me ha llegado en el todo incluido de defectos y virtudes (espero que no fuera en rebajas, por cierto). A lo que iba. Por mis cuentas debió ser allá por mis quince años recién cumplidos. De haber seguido a aquel ritmo hoy sería Félix B. Caignet o Corín Tellado. Pero paré a tiempo. O mejor dicho, me pasé al thriller a la vuelta de dos meses (por lo visto andaba en busca de un género, antes que de un estilo) y llegaron bajísimas notas en química, física y matemáticas (aún siguen siendo mis eternas pesadillas). No se me dio bien aquello que parecía más guion de película que narrativa de ficción. Y lo dejé. O no: me pasé a la poesía. Para entonces comenzaba la universidad y no quería apartarme un ápice de mis estudios… Luego me fui a los diarios. Tengo tres…