martes, 27 de marzo de 2012

Las tarascas del Corpus

esta tarasca a de tocar el tamboril para que dançen los hombres i la dança del castillo a de dar vueltas alrededor y el hombre que está encima a de bailar con los pies; la tarasca de dos baras, las primeras figuras cinco quartas y las demás de una bara.

En la procesión del Corpus, entre otros elementos profanos, desfilaba la «tarasca», una tiorra mitad sierpe y mitad dama procaz y tetuda, cargada de simbolismo. Se guardan las trazas de muchas de ellas, como esta que reproducimos, diseñada para la fiesta del año 1672 por Leonardo Alegre y por la cual cobró 1.500 reales.

En tiempos del alcalde Tierno Galván, el Ayuntamiento de Madrid publicó un estudio de José María Bernáldez Montalvo, Las tarascas de Madrid, que es un ejemplo de cómo se pueden exponer temas históricos de investigación de primera mano sin aburrir al lector. Las numerosas trazas reproducidas y los sabios comentarios que las acompañan son un gozo para los sentidos y una fuente de datos riquísima para entender el significado religioso y folclórico de aquella fiesta de la primavera.
Jesús Arribas

Para compra On line pinche Aquí